dkim

Si haces Email Marketing o Email Transaccional seguramente te interese evitar la carpeta de Spam de tus Suscriptores. Una de las claves para lograrlo es configurar correctamente el DKIM.

¿Sabes a lo que se refiere ese término? Como muchas veces ocurre con los conceptos digitales o tecnológicos, quizá lo hayas escuchado mencionar muchas veces pero aún así no tienes en claro qué significa, cómo puede ayudarte o cómo deberías hacer para configurarlo correctamente.

Dado que el éxito o el fracaso de tu estrategia de Email puede depender de esto, te recomendamos que continúes leyendo este artículo para comprender este protocolo y optimizar los resultados de tu estrategia de Email Transaccional.

Qué es el protocolo DKIM

Este sistema de autentificación sirve para que los agentes de correo puedan verificar que el origen de los correos que llegan no sean un fraude.

Es decir, muchas veces los spammers falsifican el “From” de los correos utilizando un dominio ajeno, con el único objetivo de que el destinatario confíe en ese mensaje, lo abra y lo lea.

Si una vez identificado el fraude, el destinatario quisiera quejarse al dominio utilizado en el “From”, el spammer no sufriría consecuencias ya que el dominio no era uno propio.

El DKIM sirve para solucionar ese riesgo. Se trata de una firma única vinculada con un dominio determinado, que permite a los destinatarios verificar que el remitente es quien dice ser. Esta puede correr a cargo del autor del correo o del proveedor al que confiemos esta tarea. Doppler Relay, por ejemplo, atesora una larga experiencia en este campo.

En pocas palabras, los remitentes firman los correos que envían para que los destinatarios sepan que las direcciones no han sido falseadas.

Por qué es importante configurar el DKIM

Conviene precisar que DKIM no es un filtro antispam, por lo que su efecto sobre la entregabilidad de los correos no es directo. No obstante, si aplicas esta tecnología en el envío de tus Email Transaccionales, estarás dando un motivo más a tus contactos para que confíen en ti.

Además, reforzarás tu imagen de marca (porque te preocupas por la seguridad) y les demuestras a tus Suscriptores que estás realmente interesados en seguir en contacto con ellos.

Por si ello fuera poco, con este protocolo estarás más que prevenido frente a los cada vez más frecuentes intentos de pishing.

Tu empresa también puede beneficiarse para protegerse frente a las crecientes amenazas cibernéticas. Al fin y al cabo, si facilitas el trabajo de los «ciber-delincuentes», es solo cuestión de tiempo hasta que tengas problemas bastante más graves que el porcentaje de correos que se entregan debidamente.

Cómo funciona el DKIM

Evidentemente, la firma a la que hacemos referencia no es una rubrica tradicional, sino que se sirve de una técnica de criptografía, con una clave pública, para que el destinatario pueda validarla.

Cuando envías un Email, el servidor de destino consulta al DNS del dominio remitente. Si el campo de la firma DKIM está correctamente configurado, obtiene la clave pública del dominio y la utiliza para descifrar el valor de la firma del campo de la cabecera. Luego, recalcula el valor de la firma para el mensaje (cabeceras y cuerpo) que ha recibido.

Si estos dos valores coinciden, la autentificación habrá sido exitosa. Vale aclarar que existen otros protocolos de autentificación. Sin embargo, lo que diferencia al DKIM es que se basa en un sistema de integridad de datos de extremo a extremo (del módulo firmante al validador).

Cómo configurar el DKIM en Doppler Relay

Doppler Relay te permite activar el DKIM para disminuir las probabilidades de que tus Emails Transaccionales sean considerados Spam.

Si quieres asegurarte de que tus envíos lleguen correctamente y ganar la confianza de tus Suscriptores, no te pierdas nuestro artículo del Help sobre Cómo configurar tu DKIM & SPF paso a paso y verás cuán sencillo es.

No olvides que si envías frecuentemente Emails Transaccionales el DKIM te proporcionará la seguridad necesaria para seguir desarrollando tus Campañas con la tranquilidad de saber que cuentas con la confianza de los agentes de correo receptores y de tus propios Suscriptores.

Por todo ello, lo más razonable es dejar a un lado la pereza y configurar cuanto antes tu DKIM para que todo cuanto salga del servidor sea de fiar.

 

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.