¿Los Acortadores de URL disminuyen la Entregabilidad?

Los acortadores de enlaces son grandes aliados para cualquier equipo de Marketing. Nosotros los usamos para acortar nuestras URLs y así poder compartirlas en las redes sociales.

Los usuarios están acostumbrados a ellos y en general su uso es una buena práctica.

Un enlace de marca transmite confianza y la investigación de Rebrandly encontró que los enlaces cortos de marca tienen un porcentaje de clics 39% más alto.

Sin embargo, eso no quiere decir que haya que utilizarlos en todos los canales de comunicación, ya que por ejemplo tienen un efecto negativo en la capacidad de entrega del correo electrónico.

Hay innumerables opciones, como Bitly, branch.io, ClickMeter, Clkim, Goo.gl y TinyURL, solo por nombrar algunas. Como proveedores de servicios de correo electrónico, aconsejamos evitar el uso de acortadores de enlaces en tus Emails Transaccionales.

Creemos que la transparencia es una mejor práctica.

Pero el hecho es que el uso de acortadores de enlaces en el correo electrónico es una buena práctica para algunas personas: spammers.

Disminución de la Entregabilidad

Los spammers usan acortadores de enlaces de dominio compartido para dirigir a las personas a malware y virus. El destino final está disimulado, lo que les permite pasar furtivamente por los ISP que de lo contrario podrían filtrar sus mensajes en la carpeta Spam.

Incluso si tienes buenas intenciones, usar el mismo acortador de enlaces que un spammer te pondrá en la lista negra como daño colateral.

Estar en la lista negra perjudica tu reputación como remitente, algo que tiene mucho más peso para las bases de datos de correo electrónico que la calidad y el contenido de un correo electrónico.

Los acortadores de enlaces también pueden comprometer tus datos. Debido a que las URL son tan cortas, son más fáciles de escanear para los atacantes, lo que resulta en la consecuencia involuntaria de que las URL más largas se hagan públicas y descubiertas por los piratas informáticos.

No ocultes tu dominio

Rob McEwen, fundador y CEO de la Base de Datos de Spam de invaluement.com y de la Lista Negra (DNSBL), que incluye dos listas negras antispam de IP de remitentes y una lista negra de URL antispam, es particularmente escéptico con respecto a goo.gl.

Si un especialista en marketing está haciendo las cosas correctamente, no debería tener la necesidad de ocultar su propio nombre de dominio. En su lugar, deberían usarlo con orgullo y no sentir la necesidad de esconderse detrás del acortador de Google.

Por supuesto, hay muchas maneras legítimas de usar acortadores de enlaces. Pero las bases de datos de correo electrónico no siempre lo ven de esa manera.

Al final, es mejor guardarlo para las redes sociales y mantener los enlaces abreviados fuera de tus Emails Transaccionales y de tus campañas de Email Marketing.

Otras opciones para enlaces más cortos

Si los acortadores de enlaces están prohibidos en los correos electrónicos, ¿qué otras opciones existen? Aquí hay dos alternativas:

Vincula las URL largas a las imágenes o al texto en la versión HTML

Siempre que envíes más que correos de solo texto, ocultar las URL largas es tan fácil como vincularlos al texto o imágenes apropiados dentro del HTML.

De esta forma, los suscriptores no verán las URL largas, y tu remitente no correrá el riesgo de aparecer en ninguna lista negra.

¡Tu entregabilidad estará a salvo!

Crea tu propio acortador de enlaces

Puedes comprar un dominio acortado del mismo modo que puedes comprar una vanity URL. Entonces, crear enlaces abreviados es tan simple como instalar un script de acortamiento, como yourls o kissa.be! y configurar tu propio acortador de enlaces.

¡Tus suscriptores confiarán más si ven a dónde los lleva el enlace!

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.