5 consejos para mejorar tu reputación de envío de Email Transaccional

La reputación de envío es el factor más importante a la hora de tener una buena entregabilidad en tus Emails Transaccionales, pero el camino hacia una reputación limpia no siempre es facil.

La buena noticia es que puedes evitar los problemas de reputación al monitorear las listas negras o blacklist de correo electrónico, mantener limpias tus listas de correo y configurar correctamente tus métodos de autenticación.

Sin más preámbulos, aquí hay 5 maneras de mejorar tu reputación de correo electrónico:

1. Monitorea proactivamente las listas negras

Los ISP y las empresas de filtrado suelen utilizar listas negras de terceros para filtrar el correo e identificar el correo no deseado de los remitentes con mala reputación. Estar en la lista negra afecta seriamente tu reputación y tu capacidad para enviar correos a sus destinatarios.

La buena noticia es que hay varias herramientas de bajo costo en el mercado para notificarle rápidamente en caso de que estés en una lista negra. Estas herramientas escanea e informa datos de listas negras de todo el mundo para ayudarte a identificar si tu IP o dominio está en la lista negra antes de presionar ‘Enviar’.

2. Configura los registros de autenticación

Los registros de autenticación básicamente le dicen a los principales clientes de correo que tu mensaje es auténtico. La implementación del DKIM y el SPF ayuda enormemente a la entregabilidad confirmando que el correo proviene de donde dice que vino.

Los registros de SPF (marco de políticas del remitente) indican a los buzones qué hosts pueden enviar correo desde un dominio determinado. Con Doppler Relay puedes agregar el registro SPF en tu configuración de DNS para probar fácilmente su autenticidad.

Las firmas DKIM (Correo identificado de claves de dominio) te permiten reclamar la propiedad del mensaje que se envía. Los buzones de correo usan DKIM para evaluar si un mensaje debe ser confiable o no, y es un paso crítico para proteger a tus clientes del phishing.

3. Controla proactivamente las trampas de spam para identificar los hábitos de envío deficientes

Caer en las trampas de spam puede jugar un papel importante en la dificultad para enviar correos.

Las trampas de spam (también conocidas como “spam traps“) son direcciones de correo electrónico configuradas únicamente para atrapar a los spammers en el acto. Los remitentes a menudo terminan golpeando las trampas de spam debido a la mala calidad de la lista, como el alquiler (o compra) de listas o el envío a suscriptores inactivos.

Puede monitorear tus direcciones IP y dominios para ver si regularmente está golpeando las trampas de SPAM. Puede ver desde que dirección se envía, la línea de asunto que utiliza y más. También verá si tus registros DKIM o SPF están fallando e identificarás si tienes un problema de autenticación.

La clave es tomar medidas correctivas para asegurarse de que los malos hábitos de envío no afecten a la capacidad de entrega de tu email transaccional.

4. Limpia tu lista de correo regularmente

Si tus emails están obteniendo altos porcentajes de rebotes, es probable que sea una señal de que necesita limpiar su lista de correo.

Te sorprendería saber cuántas personas cambian su dirección de correo electrónico de forma regular. Nuestro recomendación es que elimines las direcciones de correo electrónico que han estado inactivas durante un año.

Hay otras medidas simples que puede tomar para mantener una lista de correo limpia:

  • Solo envía correos a los clientes que optaron por participar de tu lista
  • Nunca compres o alquiles listas de correo
  • Anular inmediatamente la suscripción de clientes que lo hayan solicitado

5. Protege tu marca de los intentos de phishing

No tienes que ser una gran marca con una enorme lista de correo para verte afectada por el phishing. Las pequeñas empresas se ven regularmente afectadas por fraudes de phishing o actividades de correo fraudulento.

La reputación es solo una de las herramientas que puede usar para proteger tu negocio y tus clientes. Puedes supervisar fácilmente tus dominios en busca de correos electrónicos no autorizados o intentos de phishing y ver de dónde proviene el correo. Esto te permite ver quién se dirige a tus clientes y dónde intentan enviarlos.

Monitorear tu reputación es fundamental para mejorar la entregabilidad de tu correo electrónico transaccional.

Plataformas de envíos de correos transaccionales como Doppler Relay, te ofrecen la seguridad de tener IPs que no caigan a listas negras, los reportes necesarios para conocer el desempeño de tus envíos y brinda las opciones de DKIM y SPF para que puedas autenticar tus emails transaccionales. 

¡Solicita una Demo de forma gratuita aquí!

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.