Ideas de asuntos para tus Emails Transaccionales

Hoy por hoy es más que común realizar pagos online con tus tarjetas de crédito. Y seguramente luego de realizar la transacción recibas alguna comunicación confirmando el pago.

Como ya hemos hemos comentado en otros artículos del blog, el momento después de una acción del usuario es tal vez uno de los momentos más críticos en el ciclo de vida del cliente.

¡Veamos algunos consejos para mejorar los asuntos de tus emails transaccionales!

1. Se específico

Es importante que tengas bien en claro el objetivo de cada email transaccional que estás trabajando. Sabiendo el motivo por el cual estás creando ese email, será más facil escribir los asuntos. 

Cuando se trata de notificaciones (correos electrónicos transaccionales), el mejor enfoque para las líneas de asunto suele ser específico y permite que los clientes sepan exactamente qué van a abrir.

Al permitir que el destinatario sepa por qué recibiendo ese correo electrónico y qué esperar del mismo, es la mejor manera de llamar su atención. La mejor forma de lograr que los clientes abran tus correos electrónicos es llegar al punto.

Esto no significa que debas revelar todo, pero, suponiendo que tu correo electrónico esté dirigido a un segmento relevante, será honesto y sincero.

Nunca utilices palabras como: ALERTA

Imagina que realizas una transacción y recibes un email que el asunto incluye la palabra ALERTA. Seguramente lo primero que pensarás es que algo salió mal

La sensación seguro sea de miedo, incertidumbre, ansiedad, todas sensaciones muy alejadas de una buena experiencia de usuario.

Por supuesto, esta redacción puede ser útil porque probablemente aumente las tasas de apertura. Si es así, es un ejemplo perfecto de cómo la búsqueda de las métricas incorrectas causa problemas.

Al mismo tiempo debes evitar las ambigüedades en las palabras que uses en tu asunto, por ejemplo si dices que la transacción ha sido recibida, se refiere a ¿que han sido informados del pago o que realmente se realizado el pago?.

Es importante dejar bien en claro al usuario que sucedió luego de su acción.

2. Localiza, personaliza y apunta

La personalización básica es muy común en estos días. Comenzar su línea de asunto con ¨Hola Juan¨es bastante estándar, y tal vez un poco viejo. ¡Esto no significa que debas renunciar a la personalización!

La personalización en los emails transaccionales viene en muchas formas. Usar las acciones del cliente para adaptar el contenido del email que estás enviando y sus asuntos es una de las cosas más poderosas que puedes hacer.

  • Nombre y apellido: podría ser común, pero siempre vale la pena intentarlo.
  • Ubicación del destinatario: verano vs. invierno y vacaciones en diferentes partes del mundo (el Día del padre no es la misma fecha en todos los países) son dos ejemplos.
  • Género: usar hombres versus mujeres en el asunto de una tienda de ropa o destacar los nombres específicos de los productos para cada grupo son algunos ejemplos básicos.
  • Acciones del cliente: ¿qué ha estado haciendo el cliente en tu sitio web? ¿Cuáles son sus productos favoritos o qué características están aún por usar?

3. Realiza pruebas

Seguramente hayas leído que los asuntos más cortos aumentan las aperturas. Pero la verdad es que nunca puedes estar seguro de que esto sea cierto para tu audiencia.

No hay una regla rígida cuando se trata de la longitud de la línea de asunto. Es completamente relativo a tu público objetivo, por lo que debes sacar tus propias conclusiones.

Si realmente quiere tener éxito con tu asunto, debes comenzar a realizar pruebas. Puedes probar la longitud, emoticones, mayúsculas en la primer letra, etc. Son muchas las opciones. 

4. No se trata solo del asunto

Al hora de recibir un correo en tu bandeja de entrada, el asunto no es lo único que tu cliente va a percibir. También verá el remitente y hasta la vista previa del correo. 

Aquí hay tres elementos que debes tener en cuenta:

Pon el nombre de tu empresa en el remitente

En lugar de ¨Juan¨, puedes usar ¨Juan de Doppler Relay¨. Mencionar el nombre de tu empresa puede ser bueno para que tu marca sea reconocible y siempre es una excelente forma de generar consistencia y confianza.

¡Evita que tus clientes adivinen!

Cambia la posición de ¨Abrir en el navegador¨

Muchas de las plantillas de email marketing tienen el enlace ¨Ver en el navegador¨ en la parte superior del cuerpo. Esto significa que, en general, es el texto que aparece en la sección “vista previa” de los clientes de correo. Ten esto en cuenta y considera mover el enlace a la parte inferior o un poco más abajo en el correo.

Usa una etiqueta H1 que tenga un significado

Nunca desperdicie los encabezados en el cuerpo de tu correo electrónico. Ya que este puede aparecer en la ¨Vista previa¨de los principales clientes de correo, 

Asegúrate de incluir una etiqueta H1 o texto en negrita en la parte superior del contenido de tu correo electrónico que sea relevante y que de una buena idea del objetivo del email. ¡Utiliza la “vista previa” en tu ventaja!

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.