Los beneficios de los emails de agradecimiento en tu estrategia de inbound marketing

En esta ocasión me gustaría centrarme en la importancia y las ventajas que conseguirás si utilizas y optimizas adecuadamente los emails de agradecimiento que tengas planificados enviar a tus clientes cuando realicen ciertas acciones en tu ecommerce o tu sitio web.

Vas a descubrir que estos emails transaccionales serán la primera toma de contacto que lograrás tener con tus leads o potenciales clientes, así que deberás enviárselo lo más personalizado posible, como si te hubieses pasado un tiempo redactándolo para ellos. Será fundamental.

Lo que pretenderás conseguir con estos emails es fortalecer la relación de tus usuarios con tu marca. De este modo, los incluirás dentro de tu estrategia de inbound marketing.

Cuidando y presentando de forma adecuada el contenido de este mensaje podrás ir creando una relación de confianza que desemboque en la cualificación del lead, es decir, consiguiendo que se convierta en un cliente.

Evidentemente esto no lo lograrás simplemente con un email de agradecimiento, dependerá de tu estrategia de contenidos y del valor que logres aportar a tus leads, pero será un primer paso muy importante, una primera impresión que debe ser buena y aceptable a los ojos de tus futuros clientes.

¿Qué es un Email de Agradecimiento?

Dentro de la clasificación de los diferentes tipos de emails transaccionales que se podría hacer, los emails de agradecimiento son aquellos de los que se suele pensar que podrían ser prescindibles.

Evidentemente, cualquier contacto que puedas conseguir con un cliente tiene que ser bienvenido y debes aprovecharlo al máximo.

Es por ello, que los emails de agradecimiento son aquellas comunicaciones que no pueden faltar en tu estrategia de marketing online porque tus clientes estarán esperando recibirlos.

Por ejemplo, en el caso de que les propongas descargarse una infografía, un ebook o un documento de interés, como finalización del proceso les puedes enviar un email dándoles las gracias y que contenga, además, un link para que siempre tengan a mano la descarga de ese documento que tanto les interesa.

Es una forma muy buena de conseguir que cuando vean o consulten ese contenido se acuerden de tu marca y que conserven ese email transaccional que les enviaste en su correo electrónico.

Así como en un restaurante o en una cafetería te agradecen que hayas ido a su establecimiento y te piden que vuelvas pronto cuando te dispones a irte, puedes trasladar esta práctica al mundo digital y agradecer a tus potenciales clientes y tus clientes que hayan realizado cierta acción en tu ecommerce o página web.

Por lo tanto, un email de agradecimiento es aquel que enviarás cuando tus clientes o los usuarios de tu web hayan realizado una acción porque le hayan gustado los contenidos de tu newsletter y se haya registrado para recibir los siguientes correos que tengas planificados enviar o cuando le hayas ofrecido una descarga con contenidos de su interés.

Ventajas del Email de Agradecimiento

Dentro de tu estrategia de inbound marketing, en el camino que recorrerán tus leads hasta que se conviertan en contactos cualificados, el inicio suele ser un email de agradecimiento.

El primer paso de un potencial cliente es registrarse en tu web o en tu boletín de noticias, es el momento en el que entra en tu proceso de captación de clientes.

Las principales ventajas que ofrece este email transaccional son:

  • Verificación de la dirección de email

Es una forma de validar el email de un cliente, puesto que tendrá que poner su email real para poder recibir ese email transaccional.

  • Crearás una vía de comunicación

Al tener su dirección de correo, conseguirás crear un canal de comunicación con el usuario que te permita aportarle valor con los contenidos que le ofrezcas y también te permita iniciar el proceso de cualificación que le acabe convirtiendo en un cliente que compre tus productos.

  • Tus clientes los conservarán para consultarlos en un futuro

Este tipo de correos son útiles, porque no solamente contendrán esas líneas en las que les transmites tu gratitud, también serán una forma en la que puedan rescatar, por ejemplo, el link a la descarga de un manual PDF que les hayas ofrecido gratuitamente.

¿Cómo debería ser un email de agradecimiento ideal?

A continuación te daré unos consejos para que cuando envíes ese email sea lo más natural posible y comiences con buen pie el proceso de conversión de tus clientes.

Personaliza el mensaje

Es una gran idea que al ver el correo tu cliente tenga la sensación de que lo has escrito exclusivamente para él.

Por ejemplo, comenzar con un saludo y utilizando su nombre de pila es un buen comienzo, para ello tendrás que tener planificado, en el formulario en el que vas a solicitar los datos, pedirle su nombre de pila para dirigirte a él posteriormente.

De este modo pasarás de decir un simple y genérico “Hola” a un “Hola María” o un “Hola Luis”. Parece que no es gran cosa, pero comenzar tratando a tus clientes por su nombre es un gran primer paso.

El formato del mensaje

No es recomendable que utilices una plantilla con imágenes, masas de color o logotipos. Para que tus leads piensen que lo has escrito para ellos de una forma manual recurre al texto plano y una firma al final.

La idea es que no parezca un email elaborado con carácter publicitario, la pretensión debería ser más bien que envíes un texto plano que parezca que te has sentado para redactarle personalmente durante unos minutos en respuesta a su interés.

Cuida la dirección del remitente del correo

Otro detalle más que deberías tener en cuenta es la dirección de correo que va a ver de la persona que le envía el mensaje. Por eso, evita que las direcciones sean del tipo “noresponder@xxxx.com”.

El nombre de esta dirección debería ser de una persona que pudiese responder si tus lead quisiesen escribir un correo con alguna duda o sugerencia.

No te olvides de incluir al final la firma

Al igual que al principio era muy importante que tu nuevo contacto supiese que sabías su nombre y que lo utilizabas para dirigirte a él, el que no te olvides de incluir tu firma o tu nombre al final es igual de relevante. Es una gran forma de volver a reforzar el efecto de mensaje personalizado que intentas conseguir.

Mantén la comunicación abierta

Incluye una frase que le dé a entender que volverá a recibir comunicaciones, de relevancia e interés para él, por tu parte.

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.